miércoles, 8 de agosto de 2012

Leyes para profesores del Perú

Ley del Profesorado, Ley de la Carrera Pública Magisterial y Propuesta de Nueva Ley de Desarrollo Docente.
Una periodista preguntó ¿qué es más importante para el Ministerio de Educación los profesores o los estudiantes?, pues no entiende por qué los profesores protestan tanto y qué necesitan.
Bueno soy nieta, hija, hermana de profesores y por supuesto soy profesora. Llevo en la sangre en gen de la vocación educativa.
No pienso defender a nadie, proque sé que en educación hay de todo como en farmacia transnacional. Pero es bueno que los profesores seamos escuchados en una ley que nos involucra y que el resultado de esto repercutirá en nuestra labor educativa.
El fin, objetivo, meta de la educación peruana y la razón de ser y de existencia de los profesores son sin duda los estudiantes. Todo lo que se hace o hará siempre debe ser pensado en el bienestar de los estudiantes.
Pero qué puede aprender un estudante de un (a) profesor (a) (por mucha vocación que tenga), que mientras dicta su clase está pesando cómo hacer para que ese mes alcance sus s/. 1000 soles de sueldo para pagar luz, agua, teléfono, alquiler, la canasta diaria para que coman él, su esposa y sus hijos (min.02) o una madre soltera y sus hijos.
Un profesor con un sueldo que logre cubrir por lo menos estos gastos básicos, podrá disponer del tiempo que invierte en otros oficios o en un colegio particular para preparar su clase, materiales, etc. e incluso puede utilizar parte de ese tiempo para sus estudios de perfeccionamiento y post grado; porque la calidad de la asesoría o capacitación que prové el estado no es buena; por ejemplo: PLANCAD y PRONAFCAP.
En mi caso soy una profesora, que aunque no tengo hijos debo cubrir gran parte de los gatos antes mencionados y además el pago de mis estudios de perfeccionamiento o post grado.
No se trata de mezclar o generalizar, lo cierto es que habemos muchos profesores que organizamos y sacrificamos nuestra vida en función a esos sueldos, y por la llamada vocación estamos ahí dando lo mejor por nuestros estudiantes y que lo menos que puede darnos la sociedad para compensarnos es respeto. Se ha satanizado la carrera de educación: comechados, mediocres, terroristas, sutepistas, etc. Pero, ¿Qué han hecho los gobiernos por educación? ¿Cuál es el presupuesto del sector en comparación con el resto de Latinoamérica? ¿Qué hacen los medios de comunicación para reforzar la educación e instrucción brindada en los colegios con su programación? ¿Qué hacen los padres de familia para apoyar a sus hijos? La educación es tarea de todos y la primera escuela que tiene un estudiante es la televisión, después está su hogar, después el barrio o calle y por último el colegio y, contra todo lo anterior tenemos que luchar los profesores.
Por tanto, la necesidad de una ley que unifique al profesorado es urgente y debe ser pensada en el bien de los estudiantes, en la calidad de la educación que se quiere brindar, las oportunidades de crecimiento que con ella tendrán sus profesores, los estímunlos que merecen, etc. para que motivados y satisfechos sigan dando lo mejor de sí no por obligación sino por gratitud, vocación y compromiso; y que de una vez podamos mejorar la calidad de educación y salir de los bajísimos índices internacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario